top of page

Que no te den de baja los choques de personalidad en tu equipo de trabajo

Trabajar en equipo puede ser tan emocionante como armar un rompecabezas con piezas que no siempre encajan a la perfección, los choques de personalidades están a la orden del día. Esas diferencias de personalidad pueden ser una fuente de creatividad desbordante o, en el peor de los casos, el motivo por el que nadie quiere compartir el ascensor.

Fotografía tomada de Freepik


Te has encontrado tal vez con el jefe que siempre sabe lo que hay que hacer y lo quiere para ayer; o con el compañero dulce que ayuda a todos y dice "sí" antes de que termines la pregunta y luego se queja de ser “explotado”; o aquel colega que es el alma de la fiesta, que se lleva los créditos aun cuando ha aportado poco; o quizá te ha sacado de casillas el genio meticuloso que tiene una hoja de Excel para todo y no entiende por qué nadie más quiere escuchar sus detalles. A veces podrás tener la impresión de que tu vida en la empresa es un desafío.


Pero ¿qué es lo que hace que las diferencias a veces sean complejas de sobrellevar o que no veamos las ventajas que representan? Los individuos tienden a interpretar el comportamiento ajeno a través del prisma de sus propias experiencias y expectativas, lo que puede llevar a juicios erróneos, además, los mecanismos de defensa, el temor a ser vulnerables, a no ser apreciados, o a no encajar, pueden obstaculizar la capacidad de apreciar y relacionarnos en armonía con personas con un carácter distinto.


Recuerda esta primicia 


El primer paso hacia el crecimiento personal y profesional está en la introspección y comprensión profunda de uno mismo. Solo así podrás aprovechar tus fortalezas, trabajar en tus debilidades y saber cómo entender a los demás con el fin de lograr tus propósitos.


En mi programa Megahumanos desarrollo el potencial de las personas, para ello les enseño a identificar cuál es la tendencia de su personalidad; lo logramos a través de la prueba DISC, una herramienta con la que podemos reconocer nuestras formas de interactuar, comunicar y tomar decisiones, nos ayuda a entender mejor nuestros comportamientos y motivaciones, y facilita la comprensión de la personalidad de los otros para mejorar las relaciones.


Cada letra de la palabra DISC representa la base de un tipo de personalidad ¿Y tú con cuál te identificas?


Fabio un estudiante del programa Megahumanos, del tipo de personalidad (I) Influenciador, me decía que tenía dificultades para conseguir mantener un enfoque claro en sus propósitos, la dispersión era su gran debilidad,a continuación te explico mejor:


Dominante (D):  son personas directas, enfocadas en resultados y competitivas. Tienden a ser líderes naturales y les gusta tener el control. Es aquel compañero  que ordena la pizza para la oficina sin preguntar a nadie qué toppings prefieren, asumiendo que sabe lo que es mejor para todos. Deben aprender a escuchar mejor.


Influenciador (I): son personas sociables, optimistas, les encanta ser el centro de atención y son persuasivos. Podrían convencer a todos en una fiesta para que participen en un juego de karaoke, incluso a los más tímidos. Deben aprender a gestionar su dispersión. Aquí encontramos a Fabio, mi estudiante de Megahumanos.


Servicial (S): son amables, comprensivos,  les gusta ayudar a los demás. Son leales y prefieren trabajar en equipo. Deben aprender a decir "No" cuando se requiere priorizar su propio bienestar. Es posiblemente aquel compañero que sale de la oficina más tarde que todos.



Fotografía tomada de Freepik


Calculador (C): son precisos y les gusta seguir procedimientos establecidos. Son analíticos y valoran la exactitud. Es aquel compañero que sorprendes comparando las mejores ofertas antes de comprar un nuevo electrodoméstico, incluso si es solo una tostadora. Deberán aprender a confiar más en el flujo de la vida.


Para llegar a identificar la tendencia de tu personalidad es necesario responder una serie de preguntas en las que de manera espontánea asocias las actitudes, valores y emociones que guían tus acciones, este proceso lo realizamos en el Programa Megahumanos, y cuando las personas descubren su letra predominante suelen preguntarme si deben ahora cambiar y esforzarse por aprender lo mejor de todos los estilos de personalidad. Ten en cuenta que tu personalidad esencial reúne aquellos aspectos por los que te destacas, es decir, que identificarte con los rasgos positivos fortalece tu desempeño; ahora bien, el equilibrio es la clave e identificar cuáles características de las otras personalidades te hace bien desarrollar.



¡Ojo con las máscaras!


Hay algo más de lo que debes hacerte consciente, tu personalidad predominante desde su tono menos positivo también se ha convertido en una máscara de tus heridas, traumas o aprendizajes que adquiriste desde el dolor. Es decir, que esa personalidad que has asumido es tal vez una adaptación que te permite abordar las situaciones de la vida frente a las que eres más vulnerable. Asi por ejemplo una persona que siempre toma el control en las situaciones mostrando una actitud autoritaria y dominante podría estar compensando una profunda inseguridad o haber experimentado abuso en el pasado, lo que le lleva a adoptar una fachada de dominancia para protegerse emocionalmente. Una persona que constantemente se sacrifica por los demás, siempre dispuesta a ayudar incluso a costa de sus propias necesidades, podría haber experimentado un trauma emocional en el pasado que le llevó a creer que solo es valorada cuando está sirviendo a los demás. Fotografía tomada de Freepik


Cuando Fabio me expresó su debilidad le expliqué que una persona que siempre busca ser el centro de atención y persuadir a los demás para que sigan su ejemplo o adopten sus ideas, podría estar compensando una profunda sensación de vacío interior o inseguridad, podría haber experimentado falta de atención o validación en su infancia, lo que le llevó a buscar constantemente la aprobación de los demás para sentirse valiosa. Asi es como la dispersión de Fabio y su falta de enfoque respondía a su incapacidad para escuchar sus propias emociones, y aprovechar el silencio interior para autoobservarse.


Por otro lado, una persona que necesita tener el control absoluto de los más mínimos detalles, podría haber experimentado un trauma relacionado con el miedo al abandono o a ser heridos, lo que le lleva a intentar controlar todo a su alrededor como mecanismo de defensa.


La Reprogramación Mental es una herramienta para trabajar en el cambio de patrones de pensamiento y comportamiento que han configurado en ti una personalidad basada en el miedo o en la supervivencia.


Fue entonces con técnicas de Autohipnosis que Fabio logró entregarle a su cerebro y a su sistema de comportamiento una información basada en el anclaje de que su valor personal no dependía del reconocimiento exterior. Además a través de los hábitos de meditación logró instaurar en su vida espacios de interiorización, intimidad, momentos de silencio y autorreflexión que le permitieron  observarse con calma y explorar mejor su mundo interior para identificar mejor sus necesidades y la manera efectiva de cumplir sus propósitos.


Fotografía de Freepik


La Autohipnosis permite acceder al subconsciente, donde residen muchas de nuestras creencias y patrones de comportamiento. A través de la relajación profunda y la focalización de la mente, es posible alcanzar un estado mental en el que la mente consciente se relaja lo suficiente como para permitir que las sugerencias positivas sean aceptadas por el subconsciente. También puede utilizarse para visualizar situaciones en las que se manifiestan los nuevos comportamientos deseados.


Aprende cómo tú también puedes hacer procesos de Autohipnosis para que puedas expresar lo mejor de tu personalidad. Te cuento lo que puedes hacer ahora mismo.











Comments


bottom of page