top of page

“He estudiado mucho y aún no consigo los resultados profesionales que deseo” Te explico qué hay detrás de esta queja

Trasnochos siguientes a las duras jornadas laborales, sacrificio del tiempo en familia, tareas complejas, evaluaciones angustiantes… has estudiado tanto y sigues sin ascender en tus resultados profesionales.


Fotografía de Freepik


Si eres de los que ha expresado esta queja es porque estás entendiendo tu realidad desde las expectativas de causa-efecto, pero aún no has observado el lado profundo…


¿Se te hacen familiares estas frases?:


“Si me esfuerzo estudiando, la vida me dará una recompensa”

“Si hay personas a las que los títulos académicos les han funcionado, a mí también”

“Si estudio, tengo una garantía para crecer profesionalmente”


Hay un tinte verdadero en todo esto, y es que desarrollar habilidades te hace visible en el entorno laboral, y entre más domines tu conocimiento por supuesto vas a poder solucionar los problemas de las organizaciones de manera más eficiente, y esto sin duda te traerá reconocimiento, pero me interesa ir profundo sobre ese patrón limitante presente en cantidad de personas hoy en día que acumulan conocimiento, y luego se sienten estancadas, pues no saben cómo traducirlo en beneficios económicos y satisfacción personal. 



Una parte de nosotros ha sido programada desde nuestra infancia para permanecer en el miedo, en el falso confort, y aunque llenes tu cabeza de nuevos conocimientos y habilidades, existen todavía en tu mente subconsciente una cantidad de patrones limitantes que no te dejan experimentar plenamente los resultados de tus iniciativas.

Fotografía de Freepik


  • Sabes cómo usar una nueva tecnología, pero tu creatividad se ve limitada por tu falta de Autoconfianza, crees que siempre hay alguien mejor que tú.


  • Has aprendido estrategias de Marketing, pero sigues pensando que el dinero es escaso, que las personas no van a poder pagar lo que vendes.


  • Te especializaste en Gerencia Administrativa, pero conservas una herida de tu infancia que te hace evitar el liderazgo por temor a equivocarte y ser juzgado.


  • Hiciste el Doctorado de tu Ingeniería, pero en realidad no querías hacerlo, tomaste la decisión porque tus hermanos ya son doctores en sus áreas profesionales, y tú haces parte de esa familia. Esa falta de pasión no va a darte frutos.


Si bien estamos ahora en la era del estudio virtual, en la época del acceso libre y fácil a cantidad de programas formativos, sumarte a esa corriente no es suficiente para alcanzar un resultado de la manera que anhelas. La mente no trabaja necesariamente siempre por lo que tú le ordenas, ella trabaja por instrucciones subconscientes claras y precisas, es decir:


Aquello que finalmente experimentas en tu realidad es una creación de los sistemas de creencias, memorias de dolor y patrones de acción que configuran tu mente inconsciente. 




Durante más de 20 años como coach organizacional he guiado a las personas hacia una mentalidad que favorezca el crecimiento, la adaptabilidad, la excelencia y el liderazgo en sus actividades laborales. Fui solicitado en una Organización en cuyo programa de bienestar laboral se contemplan beneficios para que los empleados puedan estudiar, con el fin renovar el talento humano con los mismos colaboradores.



Fotografía de Freepik



Realicé un diagnóstico para darme cuenta por qué las personas que terminaban alguna formación académica no ascendían en la empresa, o no pasaban a un nivel de desempeño que los destacara más, y esto fue lo que algunos de ellos me respondieron:


“No sé cómo comunicarme de una manera más efectiva que demuestre mi liderazgo y el dominio del conocimiento que ahora tengo”

“Me cuesta sobresalir entre mis compañeros, me siento mejor en una posición de bajo perfil”

“No sé cómo llevar a la práctica lo que aprendí”

“Para practicar lo que ahora he aprendido necesito hacer cambios en mis tareas anteriores y me cuesta adaptarme a nuevas rutinas”

“Siento temor de expresar ante mis jefes nuevas propuestas a partir de mis estudios recientes, pues no siento que sean suficientemente buenas”

“En realidad no me apasiona lo que estudié, pero me daba vergüenza no recibir la oportunidad de estudio que la empresa ofrece”

Luego de conocer estas perspectivas de los empleados pude concluir qué es aquello que realmente requieres para que el conocimiento que has adquirido explote en ventajas para ti:



1- Habilidades interpersonales y emocionales sólidas: estas se fortalecen en la atmósfera laboral.


2- Experiencia práctica: enfrentar desafíos reales contribuye al desarrollo de habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones.


3- Adaptabilidad: El mundo laboral está en constante cambio, y la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones, tecnologías y tendencias es esencial. 


4- Liderazgo y gestión de personas: estas se desarrollan donde te enfrentas a situaciones dinámicas y se interactúa con equipos diversos.


5- Red de contactos y networking: A menudo, estas conexiones se establecen a través de interacciones laborales, eventos de la industria y experiencias compartidas.



…Pero ¿por qué no logras fortalecer todo esto en ti?


Fotografía de Freepik


Te voy a responder a partir de mi experiencia como Entrenador Mental y Experto en Sanación Bioemocional: 


Lo que hay detrás de tu estancamiento son las emociones que aún no has sanado que te generan miedos, confusión sobre tu propósito de vida, falta de constancia, fatiga mental, poca creatividad, autojuicio, baja autoestima, ausencia de energía para tomar acción, entre otros síntomas.




Ya es tiempo de que vayas a la raíz, de que dejes de ser un observador superficial de tu propia vida. Reprogramar tu mente inconsciente es la clave para transformar tu realidad, comprender cuáles experiencias dolorosas de tu vida detonaron en ti esas emociones asociadas al fracaso, te permite darles una interpretación nueva; reconocer los sistemas de creencias heredados de tus padres que no te potencializan en tu presente, te permite escalar en la libertad de tu verdadera esencia.


Eso  que está alojado en tu mente subconsciente comprende el 95% de las decisiones y acciones que emprendes, ¿crees que puedes seguir viviendo sin reprogramarte de manera positiva?





Las herramientas como Visualización mental, Meditación, Hipnosis, Autohipnosis, Regeneración celular, hacen parte de las acciones que debes tomar si quieres cambiar desde la raíz, pues te permiten acceder a tu mente subconsciente y hacer procesos de sugestión positiva para transformar patrones negativos, te permiten crear emociones equilibradas, y fortalecer tu intuición para saber guiarte por los caminos más poderosos de tu crecimiento profesional.


Detrás de esa queja que te mencioné al principio de este artículo está aquello que aún no has resuelto a nivel inconsciente, pero sobre todo está tu Poder Interior esperando transformarte en lo mejor que siempre puedes ser.












Comments


bottom of page